lunes, 13 de agosto de 2012

Recuentos.


Buscando la suma de las reacciones
En este sub mundo que se hace llamar La noche
De pronto una sombra recorta tu imagen
Y eres media mujer contra el aire
Los párpados estáticos
La boca dulce y exacta

¿Qué sabores de ensueño rondarán tu cama?
¿Qué trocito de tiempo navegaré silencioso?

Rompe en pedazos mi nombre
Reconstrúyelo a tu modo, hazlo mío otra vez
Muéstrame nuestro mundo
En la palma de tu mano

Dibuja flores y campanas
Caminos, una casa

Haz de tu mano un hueco tibio y constante
Sueña el paisaje y guárdalo

Llévame a la noche serena
Expídeme de tu pecho como un hálito, un suspiro

Pero consérvame al linde de tu cuerpo
Cada noche, cada día

Siempre.